Receta de albóndigas de bacalao caseras – Deliciosas y tradicionales

¡Hola, amigo amante de la buena comida! Hoy quiero compartir contigo una receta especialmente deliciosa y llena de tradición: las albóndigas de bacalao de la abuela. Prepara tus papilas gustativas para disfrutar de un auténtico festín de sabores. Estas jugosas albóndigas marinarán tu paladar con el sabor intenso y delicioso del bacalao. ¿Estás listo para descubrir cómo prepararlas y sorprender a todos en casa? ¡Ponte el delantal y acompáñame en esta deliciosa aventura culinaria!
Receta De Albóndigas De Bacalao De La Abuela

¡Hola amigo! ¿Cómo estás? Hoy te voy a enseñar una receta súper deliciosa de albóndigas de bacalao al estilo de nuestra abuela. Prepárate para chuparte los dedos porque estas albóndigas son simplemente irresistibles.

Ingredientes:

  • 500 gramos de bacalao desalado
  • 2 huevos
  • 50 gramos de pan rallado
  • 1 cebolla pequeña
  • 2 dientes de ajo
  • Perejil fresco
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta

Para empezar, debes desmigar el bacalao en un recipiente grande. Asegúrate de haber quitado todas las espinas para evitar sorpresas.

Luego, en una sartén con un chorrito de aceite de oliva, sofríe la cebolla y los ajos picados hasta que estén dorados y suaves. Añádelos al recipiente con el bacalao.

Después, agrega los huevos batidos, el pan rallado y el perejil picado. Mezcla bien todos los ingredientes hasta obtener una masa homogénea. Si la masa está demasiado seca, puedes añadir un poco más de pan rallado. Si está demasiado húmeda, añade un poco más de pan rallado hasta que tenga una consistencia firme.

Ahora viene la parte divertida: formar las albóndigas. Con las manos mojadas ligeramente en agua, toma una porción de masa y dale forma redonda. No hagas las albóndigas demasiado grandes, recuerda que deben cocinarse por completo en el interior.

QUIZÁ TE INTERESE:  Recetas con carne picada de pollo: deliciosas opciones para disfrutar en casa

Calienta un poco de aceite en una sartén a fuego medio-alto y ve colocando las albóndigas cuidadosamente. Cocínalas por unos minutos por cada lado hasta que estén doradas y crujientes por fuera. Asegúrate de darles la vuelta con cuidado para que no se rompan.

Una vez que las albóndigas estén bien doradas, retíralas de la sartén y colócalas sobre un plato cubierto con papel absorbente para eliminar el exceso de grasa.

Las albóndigas de bacalao de la abuela se pueden servir de muchas formas. Puedes disfrutarlas como aperitivo, como plato principal con una deliciosa salsa o incluso en un sándwich. ¡Tú decides!

Recuerda sazonar con sal y pimienta al gusto antes de servir. Si quieres darle un toque extra de sabor, puedes acompañarlas con una salsa de tomate casera, ¡quedan deliciosas!

Y eso es todo, amigo. Ahora es tu turno de disfrutar estas deliciosas albóndigas de bacalao. No hay nada como los platos tradicionales de nuestras abuelas, ¿verdad? ¡Que las disfrutes!

Ingrediente Cantidad Preparación
Bacalao 500g Desalar durante 24 horas y desmenuzar
Pan rallado 100g Agregar al bacalao desmenuzado
Huevo 2 unidades Batir y añadir al bacalao y pan rallado
Perejil 1 manojo Picar fino y añadir al bacalao y pan rallado
Ajo 2 dientes Picar fino y añadir al bacalao y pan rallado
Sal al gusto Añadir al bacalao y pan rallado
Pimienta al gusto Añadir al bacalao y pan rallado
Aceite de oliva para freír Calentar en una sartén y freír las albóndigas

Receta De Albóndigas De Bacalao De La Abuela
¡Y eso es todo, querido amigo! Espero que ahora tengas todo lo que necesitas para impresionar a tus invitados con las auténticas albóndigas de bacalao de la abuela. Es un plato que lleva tiempo y dedicación, pero el resultado final será realmente delicioso. Desde remojar y cocinar el bacalao hasta mezclarlo con las patatas y otros ingredientes, ¡todo ha sido explicado paso a paso para que no te pierdas nada!

QUIZÁ TE INTERESE:  Deliciosas recetas de rodaballo en salsa para disfrutar en casa

Recuerda, antes de empezar, asegúrate de tener todos los ingredientes y utensilios necesarios a mano. Y no te olvides de emplear un buen chorro de paciencia, ¡eso siempre ayuda en la cocina!

Después de freírlas cuidadosamente y hacerlas doraditas por fuera, ¡ya podrás probar estas joyitas gastronómicas! Prepara una salsita deliciosa para acompañarlas o sírvelas solas. ¡Tú decides!

Ahora, el último paso es compartir esta receta con tus amigos y contarles cómo conseguiste hacer unas albóndigas de bacalao de la abuela tan auténticas y sabrosas. ¡Incluso podrías parecer un chef profesional!

Así que, amigo, no esperes más. Ponte el delantal, busca tus ingredientes y empieza a cocinar. ¡Las albóndigas de bacalao de la abuela te esperan al otro lado! ¡Buen provecho!

Publicaciones Similares