Receta de cordero guisado de la abuela: delicioso y tradicional plato casero

¡Amigo mío! Hoy vengo a compartir contigo una joya culinaria que viene directamente de los sabios y sagrados recetarios de las abuelitas: la receta de cordero guisado. Prepárate para sumergirte en una experiencia gastronómica llena de sabor y tradición, porque te voy a revelar todos los secretos detrás de este exquisito plato que te dejará con ganas de repetir una y otra vez. Así que ve sacando el delantal y prepara tu paladar para disfrutar de un festín de palabras. ¡Comencemos!
receta de cordero guisado de la abuela

Aquí te traigo una increíble receta de cordero guisado, inspirada en la deliciosa cocina tradicional de nuestras abuelas. Prepárate para disfrutar de un plato lleno de sabor y cariño, que te transportará a esos momentos especiales alrededor de la mesa familiar.

Ingredientes

  • 1 kg de carne de cordero troceada
  • 3 cebollas grandes
  • 4 dientes de ajo
  • 2 zanahorias
  • 2 tomates
  • 1 pimiento verde
  • 1 pimiento rojo
  • 1 vaso de vino blanco
  • 2 hojas de laurel
  • 1 ramita de romero
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal y pimienta al gusto

Paso a paso

Paso 1: Preparar los ingredientes

Comienza pelando y picando las cebollas y los ajos finamente. Corta las zanahorias en rodajas y los tomates y los pimientos en trozos pequeños.

Paso 2: Sofreír la cebolla

En una olla grande, añade un buen chorro de aceite de oliva y caliéntalo a fuego medio. Agrega la cebolla picada y los ajos, y sofríe hasta que estén dorados y caramelizados.

Paso 3: Añadir la carne

Agrega la carne de cordero troceada a la olla y dórala por todos lados. Asegúrate de sellar bien la carne para que quede jugosa por dentro. Condimenta con sal y pimienta al gusto.

Paso 4: Incorporar las verduras

Añade las zanahorias, los tomates y los pimientos a la olla. Remueve bien para que los sabores se mezclen y se cocinen juntos.

QUIZÁ TE INTERESE:  Recetas con alubias rojas de bote: deliciosas preparaciones para disfrutar en casa

Paso 5: Deglasear con vino blanco

Sube el fuego y agrega el vaso de vino blanco a la olla. Deja que se evapore el alcohol y remueve para desglasar el fondo de la olla, aprovechando los jugos y sabores que se han pegado durante la cocción.

Paso 6: Cocinar a fuego lento

Baja el fuego a temperatura baja, agrega las hojas de laurel y la ramita de romero y tapa la olla. Deja que el guiso se cocine a fuego lento durante al menos 2 horas, para que la carne se ablande y todos los sabores se intensifiquen.

Paso 7: Rectificar el punto de sazón

Prueba el guiso y ajusta la sazón con sal y pimienta según tu gusto. Si lo deseas, puedes añadir más especias o hierbas aromáticas para realzar aún más los sabores.

Paso 8: Servir y disfrutar

Una vez que la carne esté tierna y el guiso haya adquirido una textura melosa y deliciosa, apaga el fuego y sirve caliente acompañado de tu guarnición favorita. ¡No olvides tener a mano un buen pan casero para disfrutar de la salsa!

Esta receta de cordero guisado de la abuela es perfecta para compartir con amigos y familiares en ocasiones especiales. El sabor profundo y reconfortante de este plato te hará sentir como en casa. ¡Pruébalo y déjate sorprender por el poder de la cocina tradicional!

Receta Ingredientes Tiempo de cocción Dificultad
Cordero guisado de la abuela Cordero, cebolla, zanahoria, patata, pimiento, tomate, ajo, laurel, pimienta, sal 2 horas Media

receta de cordero guisado de la abuela
¡Y así terminamos esta deliciosa receta de cordero guisado de la abuela que te presento hoy! Si has seguido el paso a paso, estoy seguro de que te ha salido exquisita. Pero vamos a hacer un resumen rápido para que lo tengas claro:

QUIZÁ TE INTERESE:  Recetas con salmón ahumado para cenar: deliciosas opciones para una cena saludable

Primero, marcar el cordero en una sartén con un poco de aceite. Lo retiramos y reservamos.

En la misma sartén, sofreímos la cebolla y el ajo hasta que estén doraditos y añadimos el pimiento rojo y el tomate.

Mientras se doran, preparamos una marinada con el vino, la harissa, el romero, el laurel y un poco de sal. La añadimos a la sartén junto con el cordero que teníamos reservado.

Cubrimos bien con agua y dejamos guisar a fuego lento durante una hora y media.

Finalmente, añadimos las patatas y las zanahorias cortadas en trozos y dejamos que se cocinen durante unos 25-30 minutos más, hasta que estén tiernas y jugosas.

Ya está, así de sencillo es preparar este suculento plato. Seguro que te ha hecho la boca agua mientras lo leías. Ahora solo queda disfrutarlo junto con tus seres queridos y deleitarse con los sabores tradicionales de la comida casera. ¡Buen provecho, amigo! Y si tienes alguna duda, no dudes en dejarla a continuación.

Publicaciones Similares