Receta de patatas al horno con vino blanco: ¡sabores irresistibles para disfrutar en casa!

¡Amigo! Estoy súper emocionado de contarte sobre una receta deliciosa: patatas al horno con vino blanco. Prepárate para descubrir un plato que combina la perfección crujiente de las patatas al horno con los sabores increíbles que aporta el vino blanco. Es la combinación perfecta para sorprender a tus amigos en una cena o simplemente mimarte a ti mismo con un festín irresistible. Así que, ¡saca tu delantal y prepárate para disfrutar este manjar!
Patatas Al Horno Con Vino Blanco

¡Hola amigo! Hoy te traigo una receta de patatas al horno con vino blanco que te va a hacer agua la boca. Prepárate para disfrutar de un plato delicioso y fácil de preparar. Así que toma nota de los ingredientes y sigue el paso a paso.

Ingredientes:

  • 1 kilo de patatas
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 200 ml de vino blanco
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta al gusto
  • Hierbas aromáticas (orégano, romero, tomillo, etc.)

Preparación:

1. Lo primero que debes hacer es precalentar el horno a 200 grados Celsius.

2. Lava bien las patatas y córtalas en rodajas finas. Puedes dejar la piel si así lo prefieres, ya que le dará más sabor, pero asegúrate de lavarlas muy bien antes.

3. Pela la cebolla y córtala en trozos pequeños. Pela también los dientes de ajo y pícalos finamente.

4. En una bandeja apta para horno, coloca las rodajas de patata en capas, intercalando con la cebolla y el ajo. Salpimienta cada capa y añade algunas hierbas aromáticas.

5. A continuación, vierte el vino blanco sobre las patatas. Asegúrate de que el líquido llegue hasta la mitad de la altura de las patatas.

6. Rocía un poco de aceite de oliva sobre las patatas para lograr un dorado perfecto.

QUIZÁ TE INTERESE:  Restaurante en Yaiza Lanzarote - Deliciosos platos y ambiente acogedor | ¡Ven a disfrutar de una experiencia gastronómica única!

7. Cubre la bandeja con papel de aluminio y lleva al horno por aproximadamente 45 minutos.

8. Pasado ese tiempo, retira el papel de aluminio y deja las patatas en el horno por otros 15 minutos o hasta que estén doradas y crujientes por encima.

9. Una vez que las patatas estén listas, sácalas del horno y déjalas reposar unos minutos para que se enfríen ligeramente.

10. Sirve las patatas al horno con vino blanco como acompañamiento de tus platos principales. Quedan deliciosas con carnes, pescados o incluso como plato principal si eres amante de las patatas.

Consejo extra: Puedes añadir queso rallado por encima de las patatas antes de llevarlas al horno, para darles un toque extra de sabor y hacerlas más irresistibles.

Como ves, esta receta de patatas al horno con vino blanco es realmente sencilla de preparar y el resultado es espectacular. Las patatas quedan tiernas por dentro y crujientes por fuera, y el vino blanco les aporta un sabor único. ¡No podrás resistirte a este plato!

Espero que te animes a probar esta receta y la disfrutes tanto como yo. ¡Buen provecho!

Ingrediente Cantidad
Patatas 5
Vino Blanco 150 ml
Aceite de Oliva 2 cucharadas
Ajo 3 dientes
Perejil 1 ramita
Sal al gusto
Pimienta al gusto

Patatas Al Horno Con Vino Blanco
En resumen, las patatas al horno con vino blanco son una delicia que no te puedes perder. Aquí te dejo un resumen de los pasos para que te animes a probar esta receta tan fácil y sabrosa:

Paso 1: Prepara las patatas: Lava y corta las patatas en rodajas finas. Puedes dejar la piel si lo prefieres para darle un toque crujiente.

QUIZÁ TE INTERESE:  Descubre los mejores lugares para comer en Lekunberri y disfruta de la gastronomía local

Paso 2: Asa las patatas: Coloca las rodajas de patatas en una bandeja para horno cubierta con papel de aluminio. Rocía con vino blanco y aceite de oliva. Condimenta con sal, pimienta y tus especias favoritas.

Paso 3: Hornea: Precalienta el horno a temperatura media-alta y coloca la bandeja con las patatas en el horno. Cocina durante 30-40 minutos o hasta que estén doradas y tiernas. Recuerda voltear las patatas a mitad de cocción para asegurarte de que se cocinen de manera pareja.

Paso 4: Sirve y disfruta: ¡Y voilà! Ahora solo queda disfrutar de estas deliciosas patatas al horno con vino blanco. Puedes acompañarlas con una ensalada fresca, carnes o simplemente comerlas solas. Seguro que se convierten en uno de tus platillos favoritos.

Solo recuerda, puedes personalizar esta receta a tu gusto, añadiendo tus ingredientes favoritos como tocino, queso derretido o hierbas frescas. ¡Diviértete en la cocina y disfruta de esta maravillosa combinación de sabores!

Publicaciones Similares