Receta de Salsa Verde Sin Caldo De Pescado | Delicioso y Fácil de Preparar

¡Hola amigos amantes de la comida! 👋 Hoy les traigo una deliciosa receta que seguramente les va a encantar: ¡Salsa Verde sin caldo de pescado! 🌿🌶️ Si eres de aquellos que no le gusta el sabor fuerte del pescado en sus salsas, no te preocupes porque esta versión es perfecta para ti. En este post, te mostraré cómo preparar una salsa con un toque fresco y picante, sin la necesidad de usar caldo de pescado. Así que ponte el delantal, prepárate para disfrutar de un verdadero festín, ¡y sigue leyendo! 🍽️
Salsa Verde Sin Caldo De Pescado

Qué tal, amigo! Hoy quiero compartir contigo una deliciosa receta de salsa verde sin caldo de pescado. Esta salsa es perfecta para acompañar una gran variedad de platos, desde tacos y enchiladas hasta carnes y vegetales a la parrilla. Lo mejor de todo es que no necesitas caldo de pescado para prepararla, así que es una opción ideal para aquellos que no consumen productos de origen animal o simplemente quieren probar algo distinto.

Vamos a sumergirnos en el mundo de los sabores y a crear una salsa verde llena de aromas y contrastes. A continuación, te mostraré los ingredientes que necesitas:

  • Tomates verdes – 5 unidades
  • Cebolla blanca – 1/2 unidad
  • Ajo – 2 dientes
  • Cilantro – 1 manojo
  • Jalapeños – 2 unidades (puedes ajustar la cantidad según tu tolerancia al picante)
  • Jugo de limón – 2 cucharadas
  • Sal – al gusto

Antes de comenzar con la preparación, es importante lavar bien los tomates verdes, la cebolla, el cilantro y los jalapeños. Una vez hecho esto, estás listo para empezar.

Paso 1: En una olla mediana, coloca los tomates verdes y los jalapeños y cubre con suficiente agua. Hierve a fuego medio-alto hasta que los tomates estén suaves y cambien de color, aproximadamente unos 10 minutos.

QUIZÁ TE INTERESE:  Helado sin lactosa Mercadona: disfruta de la mejor opción sin lácteos

Paso 2: Mientras se cocinan los tomates, corta la cebolla en trozos grandes y pela los ajos. A continuación, colócalos en una sartén grande con un poco de aceite y cocina a fuego medio hasta que estén translúcidos y fragantes, aproximadamente unos 5 minutos.

Paso 3: Una vez que los tomates estén cocidos, retíralos del agua caliente y colócalos en un recipiente con agua fría para detener la cocción. Deja enfriar por unos minutos y luego retira la piel de los tomates.

Paso 4: Con la ayuda de un procesador de alimentos o una licuadora, coloca los tomates pelados, los jalapeños cocidos, la cebolla y los ajos. Agrega el cilantro, previamente lavado y sin los tallos más gruesos, el jugo de limón y la sal.

Paso 5: Procesa todos los ingredientes hasta obtener una consistencia suave y homogénea. Si te gusta la salsa con trozos, puedes dejarla menos tiempo en el procesador. Prueba la salsa y ajusta la cantidad de sal y limón según tu preferencia.

Paso 6: Transfiere la salsa verde a un recipiente y déjala reposar en el refrigerador durante al menos una hora antes de servir. Esto permitirá que los sabores se mezclen y se intensifiquen.

¡Y listo! Ya tienes una deliciosa salsa verde sin caldo de pescado lista para acompañar tus platos favoritos. Puedes guardarla en el refrigerador por varios días, aunque te aseguro que desaparecerá más rápido de lo que piensas.

Recuerda que esta receta es totalmente personalizable. Si te gusta el picante, puedes agregar más jalapeños. Si prefieres una salsa más suave, puedes quitar las semillas de los jalapeños. También puedes experimentar con otros ingredientes, como agregar aguacate o incluso piña para darle un toque tropical.

QUIZÁ TE INTERESE:  Merluza a la Sidra Hermanos Torres - Receta Tradicional y Deliciosa

Espero que disfrutes de esta salsa verde sin caldo de pescado tanto como yo. ¡Buen provecho!

Salsa Verde Sin Caldo De Pescado
Ingredientes Tomatillos, cebolla, ajo, chiles verdes, cilantro, sal
Sabor Refrescante, picante
Textura Suave, ligeramente espesa
Color Verde brillante
Uso Como salsa para tacos, enchiladas, quesadillas, etc.
Alternativas Salsa roja, salsa de aguacate

Salsa Verde Sin Caldo De Pescado
¡Y eso es todo lo que necesitas saber para preparar una deliciosa salsa verde sin caldo de pescado! Espero que disfrutes de esta receta tanto como yo. Recuerda que puedes servir esta salsa con tacos, quesadillas, enchiladas o cualquier platillo que se te antoje. ¡No hay límites para la creatividad en la cocina!

Así que no esperes más, reúne los ingredientes, enciende la estufa y ponte manos a la obra. ¡No te arrepentirás! La combinación del cilantro fresco, los jalapeños picantes y el toque cítrico del limón simplemente hacen que esta salsa sea irresistible. ¡A tus amigos y familiares les encantará!

Paso a paso:

1. Reúne los ingredientes: tomates verdes, cebolla, ajo, jalapeños, cilantro, limón y sal.
2. Lava y pica los tomates verdes, la cebolla, el ajo y los jalapeños.
3. En una sartén grande, añade un poco de aceite y caliéntalo a fuego medio.
4. Agrega la cebolla y el ajo picados a la sartén y cocínalos hasta que estén tiernos y fragantes.
5. Añade los tomates verdes y los jalapeños picados a la sartén y revuélvelos bien.
6. Cocina la mezcla a fuego medio durante unos 10 minutos, hasta que los tomates estén suaves.
7. Una vez que los tomates estén suaves, retira la sartén del fuego y deja que la mezcla se enfríe un poco.
8. Transfiere la mezcla a una licuadora o procesadora de alimentos y agrega cilantro, jugo de limón y sal.
9. Tritura la salsa hasta que tenga la consistencia deseada, ya sea suave y cremosa o ligeramente gruesa.
10. ¡Y listo! Tu salsa verde sin caldo de pescado está lista para ser disfrutada.

QUIZÁ TE INTERESE:  Delicioso redondo de pollo en salsa: receta fácil y sabrosa

Ahora puedes deleitarte con esta deliciosa salsa verde casera y sorprender a todos con tu talento culinario. ¡Disfruta cada bocado y compártela con tus seres queridos! ¡Buen provecho!

Publicaciones Similares